HERBOLARIA CHINA

Las fórmulas herbarias se basan en clasificaciones muy especificas, según sus características físicas y su naturaleza
 
La herbolaria china se remota a miles de años y muchas de las ideas iniciales aún se aplican a pesar de tener algunas de ellas más de 2,000 años.

Los escritos médicos de la herbolaria se han desarrollado a partir de 287 fórmulas descritas por Chang Chung-ching, más o menos entre el año 142 a 220 d.C.

Durante la dinastía Ming, entre los años 1368 a 1643, la herbolaria alcanzó nuevas proporciones y se empezaron a describir 1,871 hierbas y 8,160 recetas herbarias por lo que en China, la mayoría de la gente sigue confiando en los antiguos remedios herbarios, aunque ahora también se combina con la práctica medicinal moderna.

Sin embargo las fórmulas herbarias se basan en clasificaciones muy especificas, según sus características físicas y su naturaleza; yin (frías) o yang (calientes) quedando la clasificación como sigue.
- Cinco sabores: Picantes: eliminan toxinas del organismo; agrios: son astringentes o absorbentes; dulces: son tónicos y sirven para reforzar los fármacos tibios; amargos: expulsan la humedad del organismo y lo purgan; y salados: suavizan y lubrican.
-Cuatro rutas de acción: Ascendentes y flotantes, de naturaleza yang y ayudan a expulsar o purgar; y descendentes y de hundimiento, de índole yin y ayudan a la penetración.

Otro aspecto importante es que durante el tratamiento, los herbolarios recomiendan ingerir alimentos compatibles con la naturaleza de los fármacos empleados.

Con relación a la actuación de los tratamientos herbarios chinos, estos actúan después de inducir una o más de las siguientes reacciones físicas:
-Sudoración.
-Vómito.
-Purga (estimula la eliminación a través del colon).
-Equilibrio (restaura la homeostasis natural del organismo).
-Calor.
-Eliminación.
-Complemento.
-Reducción.

De tal forma que los remedios herbarios se dividen en 17 categorías:
-Antiparasitarios: para eliminar parásitos intestinales.
-Antirreumáticos: se toman con agentes sudoríficos para el reumatismo y la artritis.
-Antitusígenos y expectorantes: para la tos, el asma y la producción excesiva de esputo.
-Astringentes: para el prolapso rectal, la diarrea o la sudoración.
-agentes sanguíneos: para la anemia, los problemas menstruales, las úlceras y otros trastornos relacionados con la sangre.
-Agentes fríos: para tratar resfriados, vómitos y diarreas.
-Agentes digestivos: para dolor abdominal y pérdida de apetito.
-Agentes contra la angustia: para problemas psicológicos.
-Diuréticos: para el edema y los problemas urinarios.
-Eméticos: para la congestión del pecho e intoxicaciones.
-Medicamentos de uso externo, ungüentos y atomizadores : son preparaciones por lo general tóxicas si se ingieren.
-Inhalantes: para desmayos, estados de inconsciencia y fiebres.
-Purgantes: para el estreñimiento.
-Agentes refrescantes: para desintoxicar la sangre.
-Agentes sudoríficos: para la fiebre y el escalofrío.
-Tónicos: para la debilidad en general.
-Tranquilizantes: para reducir la ansiedad y tratar el insomnio.

Llame sin Compromiso

Agenda una cita

TRATAMIENTOS 100% NATURALES
  

Puebla:
Priv. 36 C poniente 1924-1
Col. Las cuartillas
CEL. 22 25 66 55 87

CEL. 22 23 49 42 42

Tlaxcala:

Calle Galeana No. 22,
Col. San Gabriel Cuauhtla
Tlaxcala Capital
Tel: 01(246) 466 5686